Crónica del Asesino de Reyes I: El nombre del viento ∾ Patrick Rothfuss

El nombre del viento

He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mi.







Serie: Crónica del Asesino de Reyes 01
Título original: The name of the wind
Autor: Patrick Rothfuss
Páginas: 880
ISBN: 9788401337208

Cómpralo


Opinión personal de “El Nombre del Viento”

Sin lugar a dudas y después de habérmelo leído varias veces solo puedo decir que El nombre del Viento es uno de los mejores libros que me he leído hasta ahora, si no el mejor.

Era uno de esos días perfectos de otoño tan comunes en las historias y tan raros en el mundo real. El tiempo era agradable y seco, el ideal para que madurara la cosecha de trigo o de maíz. A ambos lados del camino, los árboles mudaban de color. Los altos álamos se habían vuelto de un amarillo parecido a la mantequilla, mientras que las matas de zumaque que invadían la calzada estaban teñidas de un rojo intenso. Solo los viejos robles parecían reacios a dejar atrás el verano, y sus hojas eran una mezcla uniforme de verde y dorado.

Con unas descripciones detalladas tanto de personajes como de paisajes, Patrick ha conseguido que me adentre totalmente en Temerant. Si bien hay veces que se llegan a hacer un poco pesadas, no resumiría ni eliminaría ninguna de ellas ya que como he dicho, y especialmente en un primera lectura, hacen que entres totalmente en el mundo de Kvothe y que te hagas una imagen, si no perfecta, al menos bastante detallada de todo.

—Tú eres Kvothe.
—Kote, señor —replicó Kote con el tono indulgente que las madres emplean con los niños y los posaderos con los borrachos.
—Kvothe el Sin Sangre —insistió el hombre con la típica obstinación de los beodos—. Tu cara me resultaba familiar, pero no la identificaba. —Sonrió con orgullo y se tocó la punta de la nariz con un dedo—. Entonces te he oído cantar, y he sabido que eras tú. Te oí una vez en Imre. Después lloré a mares. Jamás había oído nada parecido, ni lo he oído desde entonces. Me partiste el corazón.

Estoy bastante de acuerdo en eso de que para que nadie encuentre algo, lo mejor es ocultarlo a plena vista, pero siendo una de las personas más conocidas y buscadas convertirte en posadero y cambiarte el nombre de Kvothe a Kote… ya me parece demasiado. Es cierto que en un mundo así, alguien conocido por hazañas como las de Kvothe tiende a no parecerse en nada a las descripciones que se hacen en las historias que cuentan de él, pero aun así…

La historia en sí me parece genial, de principio a fin, especialmente desde su prueba de acceso a la Universidad (la prueba en sí ya no tiene desperdicio), la búsqueda del nombre del viento… Me encanta la mezcla de aventuras, fantasía, amor, bastante mentiras…

En general, la recomiendo a todo el mundo que esté por encima de cierta edad. No es una novela para niños (en general), peor a partir de ahí, yo diría que vale para todo el mundo.

10 Stars (10 / 10)

||||| 1 Me gusta |||||

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *